Credo

 

NUESTRO CREDO

 DECLARACIÓN DE FE 

 

La base única de nuestra creencia es El Ntuán, la palabra infalible de Dios, inspirado completamente por el Creador Nsambia Mpungo, que es la autoridad Suprema y Final en todas las cosas. Aceptamos estas enseñanzas doctrinales en las cuales, históricamente, han estado de acuerdo todos los Kimbizas verdaderos.

Debido al llamado especializado de nuestro movimiento, deseamos tener en cuenta la libertad de la convicción en otras materias doctrinales, a condición de que cualquier interpretación se basa sobre El Ntuán solamente, y ninguna interpretación se convertirá en un obstáculo para el ministerio a el cual El Creador nos ha llamado.

 

Artículo 1.  Creemos en la acción positiva, pensamiento positivo. El Creador instaló un equilibrio perfecto del Poder positivo, negativo y neutral, y dio al hombre este Poder, y le dijo; Utilizaras solamente la parte positiva de este Poder para conseguir todos tus deseos y metas.

Si tenemos pensamientos positivos y hacemos acciones positivas, sólo cosas positivas vendrán a nosotros. Simplemente pensar en pensamientos positivos generará cosas positivas hacia nosotros; la dicha y la felicidad serán nuestras. Hacer cosas positivas creará la acción positiva hacia nosotros.

 

Artículo 2. Creemos en tener una mente abierta, y deseo de aprender. Debemos tener una mente abierta para recibir el conocimiento de las cosas secretas y ocultas de nosotros por largo tiempo, y de las cosas todavía no sabidas por nosotros, que mejorarán nuestras vidas, que nos dan una perspectiva mucho más prospera y feliz en la vida.

Debemos aprender las cosas que la sociedad ha rechazado por mucho tiempo, como el pensamiento o el conocimiento arcano, el cual líderes y profesores han mantenido en secreto, como conocimiento sagrado solamente, no para que el hombre oiga, pero el cuál, de hecho, El Creador, quiere que supiéramos, y el cuál es nuestro derecho de saber.

 

Artículo 3.  Creemos en el entendimiento y la aceptación. Debemos abrir nuestras mentes en la comprensión de las cosas arcanas, del conocimiento arcano, ocultado por mucho tiempo, y aceptamos estas enseñanzas como las enseñanzas que El Creador quiere que supiéramos.

 

Artículo 4.  Creemos en las antiguas maneras, y rechazamos las nuevas creencias estándares impuestas. Nos han hecho creer que las maneras que la sociedad nos ha enseñado son correctas, y que no existe ninguna otra. Hemos venido a creer y aceptar, ciertas costumbres y maneras de nuestros padres, profesores, religiosos, y oficiales del gobierno, y seguir estas maneras, sin nunca abrir nuestras mentes a ninguna otra manera o costumbre.

Desechamos estas nuevas creencias y maneras impuestas, y seguimos las antiguas maneras del Creador. Debemos ser libres de nuestra esclavitud, del lavado de cerebro, y de la programación mental. Debemos despejar nuestras mentes, para que así podamos pensar por nosotros mismos, y ser nuestros propios amos, fijando y programando nuestros propios destinos. Debemos aprender utilizar y desarrollar el Poder dado por El Creador, para resolver nuestras necesidades, y lograr nuestras aspiraciones.

 

Artículo 5.  Creemos en hacer lo correcto, lo cual es positivo. Podemos hacer mal, pero solamente mal nos regresará. Debemos hacer cosas positivas en cada hora, con cada respiración que tengamos, y el Poder de Dios trabajará en nuestro favor, haciendo nuestra voluntad, y haciendo que nuestros sueños más anhelados, vengan a convertirse en realidad.

 

Artículo 6.  Creemos que el Poder está dentro, y no fuera. Este Poder se ha implantado en cada uno de los seres humano, y no hay otra fuente con la cual contar. El Creador es todo poderoso, todo grande, y nuestro Poder viene del Creador, y es tanto, como El Creador tiene. Por lo tanto, no necesitamos buscar por este Poder afuera de nosotros, sino dentro de nosotros mismos, y lo encontraremos.

 

Artículo 7.  Creemos que con las enseñanzas Kimbizas todo es posible. Enseñamos El Ntuán, el Conocimiento Arcano del Creador, y cómo utilizar este Poder ilimitado, para satisfacer nuestros mejores intereses, para alcanzar nuestros deseos más grandes, nuestras metas más grandes, de hacer lo que han pensado muchas gentes, imposible.

Las enseñanzas Kimbizas no ocultan ningún secreto a sus miembros, y enseñan todo el conocimiento del Poder y su uso, así, cuál fue implantado por El Creador, en los seres humanos en su nacimiento.

 

Artículo 8.  Creemos que nuestro Nkintuala Nkisi Nfumo Bata, profesor y vidente, es el mensajero divino de Nsambi, nuestro Creador.  Hace Más de cinco mil años B.C. Yácara fue el primer profesor santo, y Nkintuala Nkisi Nfumo Bata de la Regla Kimbiza. El Creador le mandó a registrar todo el conocimiento básico del Creador y la Creación, y cómo fue todo hecho, y pasar este conocimiento, de generación a generación, por todo el tiempo por venir.

Desde entonces han habidos muchos Nkintuala Nkisi Nfumo Bata en la Regla. El Nkintuala Nkisi Nfumo Bata, es el Mediador o Representante del Creador en la Tierra, para las enseñanzas divinas, y para enseñar a todos los que desean saber la Verdad de todas las cosas. Damos nuestro respecto y ayuda en todo a nuestro Nkintuala Nkisi Nfumo Bata, pues su respecto es muy bien merecido y debido.

 

Artículo 9.  Creemos en las fuerzas cósmicas que gobiernan todas las cosas, y estas, son de hecho, parte del Creador, y como tales, se fijan sobre un patrón y plan, para dirigir el curso de nuestros destinos, y fijar el curso de la prehistoria, y todo lo que suceda, o va a suceder, de hecho, fueron creadas así, por el Creador, en un pasado distante, pero con nuestro Poder de Dios, podemos cambiar, incluso, este pasado por los funcionamientos divinos de las fuerzas cósmicas.

 

Artículo 10.  Creemos que nuestra creencia, no infringirá, en otra creencia religiosa, como tampoco ellos, no infringirán sobre las nuestras. Nadie tiene el derecho de enseñar, o de proclamar su creencia religiosa, sobre nosotros, o nosotros sobre ellos, a menos que sean invitados para hacer tal cosa por ellos, o por nosotros. Forzar nuestras enseñanzas, o proclamar nuestra creencia sobre otros, sin su permiso y aceptación, es de hecho negativo y en contra de Dios, y eso traerá nuestra propia destrucción, o la destrucción de la religión que hace tal cosa.

 

Artículo 11.  Creemos en la reencarnación, y según cómo actuemos y hagamos, en el curso de vida, lo reflejaremos en el próximo curso de vida o en la próxima reencarnación. Debemos vivir muchos cursos de vida para llegar a ser perfectos para poder vivir en Munanzulu (el domicilio del Creador). Si infligimos el sufrimiento y el dolor en un curso de vida, podemos volver en otro curso de vida, como deforme, ciego o sordo. Si tratamos a otros de nuestra clase como forma más baja, volveremos como forma más baja. Si somos buenos en todas nuestras vidas, podemos volver nacido en la riqueza, o a una familia feliz, o aún más, en otro planeta, donde todos serán dichosos, o puede ser, que incluso, vayamos inmediatamente al domicilio del Creador.

 

Artículo 12.  Creemos que según sus acciones o energía, iguales regresa a usted. Si usted pone poder negativo, posteriormente el poder negativo volverá usted, pero si usted pone poder positivo, posteriormente el poder positivo le volverá, pues así es diseñado el plan por el Creador que gobierna todas las cosas.

 

Artículo 13.  Creemos que cada deseo, cada lujo, en esta vida puede ser suyo, tan solo por pedirlo, si usted es positivo en todo pensamiento y en toda acción. El Creador quiere que todos tengamos muchas cosas agradables; ropas finas, un coche agradable, un hogar acogedor, un barco y muchas cosas más, y sobre todo una buena vida, aquí, y en el más allá, pero solamente si somos positivos en ambos, en acción y pensamientos, lo lograremos.

 

Artículo 14.  Creemos en ayudar a las personas en sus necesidades; de refugio, alimento, ropa, medicina, etc. según podamos. Si no podemos ayudar, remitiremos a la persona que necesita ayuda, a alguien que si pueda ayudarles, o al menos, encontrar ayuda para el necesitado.

 

Artículo 15.  Creemos que debemos estar en armonía completa con todas las cosas. El Creador hizo todo lo que hay, y todo lo que hay, está fijo en un patrón perfecto de cosas; por lo tanto debemos estar en armonía completa, con todo para mantener este plan perfecto.

 

Artículo 16.  Creemos que no hay pecado, ni ninguna ley debajo del Creador y Dios. En el principio El Creador hizo todo perfecto, por lo tanto, El Creador no necesitó ninguna ley. El hombre estaba libre en la creación. Él creó también, y creó la ley, entonces llamó pecadores a quienes rompieran la ley, y el hombre fingió que Dios hizo la ley, y que Dios castigaría al pecador. Dios estaba libre de culpa, el hombre era culpable, pero el hombre insistió, que Dios instaló la ley, y dijo que la creación de Dios era imperfecta, por lo tanto él necesitó leyes, y ésta era una blasfemia, porque el hombre no creyó en Dios e hizo una mofa de Dios.

Cualesquier cosa que hagamos, sólo nosotros tenemos el Poder de cambiar nuestros propios destinos. Si ponemos adelante energía negativa, esa energía negativa que enviamos ira en el espacio, apresurándose a través del cosmos, y recogiendo de otra energía negativa, porque lo mismo atrae lo mismo, y cuando nos retorna, tendremos un cúmulo completo de ella. Por lo tanto, nos castigamos con la misma energía que enviamos, si lo aceptas, o no, así sucede. El Creador está totalmente fuera de ello. El hombre invento la ley y el pecado, y solamente el hombre puede quitar esa ley o el pecado.

 

Artículo 17.  Creemos en la vida eterna. Nuestros espíritus son energía pura, que es también nuestra inteligencia y por lo tanto la energía pura no puede morir, así que esta energía es por siempre, aun cuando puede adquirir otras formas o estar en otros lugares.

 

Artículo 18.  Creemos que no hay muerte, sólo cambio. Nuestro espíritu, es energía, y es la fuerza verdadera de la vida, y nuestros cuerpos son solamente una sustancia en el cual moramos, por el curso de vida instalado para nosotros, en el cuál ganamos, por nosotros mismos, la aceptación del Creador de vivir en su domicilio. Cuando este cuerpo se deteriora, o se recibe la aceptación, otro curso de vida, está aguardando por nosotros; entonces dejamos este cuerpo, y el cuerpo cambia en otras formas de vida, con el cambio orgánico, y nuestro espíritu va a otra parte.

 

Artículo 19.  Creemos en la Nganga, y los Mpungos, Ancestros y Espíritus Divinos. En el domicilio del Creador, hay ciertos espíritus que asisten al Creador en comunicarse con el hombre y la naturaleza, y estos espíritus nunca adquirirán forma humana o animal, por ellos mismos, a menos, que sea para ayudar a la humanidad, y después irán inmediatamente al domicilio del Creador.

 

Artículo 20.  Creemos en confortar, sanar a los enfermos, y ayudar a los afligidos. El Creador nos dio el Poder de curar a otros de nuestra clase, también a formas de vida más baja que nosotros, y debemos aprender a desarrollar, y utilizar este poder.

 

Artículo 21.  Creemos en decir La Verdad dondequiera que sea, para todos ésos que desean oírla. Entonces como Kimbiza, decirla exactamente, según dado y tratado en El Ntuán.

 

Artículo 22.  Creemos en los antiguos ritos, Llevados a cabo por los Kimbizas y los nativos de la tribu Bantú, Congo, África Central. La religión Kimbiza y las religiones nativas, son igual, ya que muchas de las creencias de los nativos, son la misma creencia que practicamos y aceptamos los Kimbizas.

 

Artículo 23.  Creemos que la unión de muchas personas nos da mayor poder. Si utilizamos nuestros poderes solos, trabajarán naturalmente, pero usándolos junto con otros, el Poder es mayor, y los resultados vendrán más rápido. Es como un carro estancado en el fango. Un caballo puede sacarlo eventualmente, pero dos o tres caballos lo sacarán más rápidamente.

 

Artículo 24.  Creemos que todas las personas son iguales. Que ninguno es más mejores o más perfectos que ninguna otra raza. El Creador, creó todo perfecto, e hizo a diversa gentes con diversas características, diversos colores, y diversas dimensiones, en el orden perfecto de las cosas, para que hubiera variedad y belleza, y también para probarnos, si podríamos vivir en armonía con su creación.

 

Artículo 25.  Creemos que cualquier persona puede aprender la manera Kimbiza de total iluminación. Si nos esforzamos de una manera positiva, aprendiendo todo lo que podemos del Poder del Conocimiento del Creador (El Ntuán,) podemos alcanzar la iluminación total en el conocimiento de Dios.

 

Artículo 26.  Creemos que cualquier persona puede ser perfecta en este curso de vida. Si a través de la vida, nos esforzamos por la perfección, frente a la energía negativa, y utilizamos nuestra energía solamente de una manera positiva, podemos alcanzar la perfección. Cuando hayamos alcanzado la perfección, haremos nuestros cuerpos perfectos, y vivos por siempre, de tal modo que se convierte en inmortal, y se es uno, con todos, y como tal, pueden ir a Munanzulu, el domicilio del Creador en nuestro propio cuerpo.

 

Artículo 27.  Creemos en todas las cosas vivas, y el respeto de toda vida. Matar insensiblemente y con maldad, es negativo. El castigo capital, es negativo. El asesinato, es negativo. La guerra, es negativa. Cualquier forma de matar, con excepción de proteger su propia vida, o la de un amigo, o un familiar desamparado, contra una muerte segura, es negativo.

Si usted mata a otro para salvar su propia vida, eso no es negativo, pues de no hacer nada, lo marca a usted, de hecho, también, como negativo, pues usted estaría ayudando al asesino, a matarlo, pero, previniendo al asesino de matarlo, o matando al asesino, usted mismo, en un intento de protegerse contra ser matado por el asesino, usted ha salvado una vida, la suya propia, o la de una persona desamparada, y no ha hecho un acto negativo.

 

Artículo 28.  Creemos en la igualdad total de todos los sexos, y preferencias sexuales. Que todos son iguales, puesto que todo, y cada uno, es la manifestación del Creador, por lo tanto, todos y cada uno, es totalmente y perfectamente igual, por todos los conceptos.

 

Artículo 29.  Creemos en el Amor, la Comprensión, y el Perdón. Y llevamos a cabo estas tres leyes impuestas por nosotros mismos, como las llaves para alcanzar la Luz, el Progreso, y el Poder total. Amor de todas las cosas creadas por el Creador, el Perdón, y el Entendimiento del mundo alrededor de nosotros.

 

Este es el Manifiesto de Nuestro Credo.

 

Siendo estas nuestras creencias básicas. Si sientes que crees, o puedes creer en estas cosas, entonces hágase miembro.

 

Click Aquí!

 

¡Que SambiaNpungo te de Luz, y te Acutare! ¡Kiwa! ¡Ajilam! ¡Malecum Sala!